Mujer muere en ataque con cuchillo en Londres, policía dice no hay evidencia de terrorismo

LONDRES (Reuters) – Una mujer estadounidense murió y otras cinco personas resultaron heridas en un ataque con cuchillo en el centro de Londres perpetrado por un hombre que presuntamente padecía problemas mentales y que, de acuerdo a la policía, no tendría vínculos con terrorismo.

La policía dijo que recibió una llamada a las 22:33 hora local (21:33 GMT), después de que el hombre noruego de origen somalí atacase con un cuchillo a varias personas en Russell Square de Londres, un elegante parque cerca de donde un suicida con bomba se inmoló en el 2005.

La víctima, una ciudadana estadounidense de unos 60 años, fue tratada en el lugar pero murió poco después.

“Los primeros indicios sugieren que la salud mental es un factor significativo en este caso y esa es una de las principales líneas de investigación”, dijo a periodistas el subcomisario de la Policía Metropolitana de Londres, Mark Rowley.

“Creemos que fue un ataque espontáneo y que las víctimas fueron elegidas aleatoriamente”, dijo Rowley, el principal oficial antiterrorismo británico. “Hasta el momento no hemos hallado evidencia de radicalización que pueda sugerir que el hombre en nuestra custodia esté de alguna manera motivado por el terrorismo”, agregó, descartando una línea de investigación inicial.

La policía, que llegó al lugar seis minutos después de la llamada, utilizó una pistola eléctrica para paralizar al atacante de 19 años. Luego fue arrestado formalmente bajo sospecha de asesinato.

La policía acordonó el sur del parque, que se ubica en el área universitaria de Londres, cerca de sitios emblemáticos como el British Museum, durante varias horas mientras oficiales forenses examinaban la escena del ataque.

“AMENAZA GRAVE”

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, el primer musulmán en gobernar una gran capital occidental, pidió vigilancia e instó a los londinenses a reportar cualquier hecho sospechoso a la policía, que incrementó su presencia en la capital.

Sólo horas antes del ataque en Russell Square, el jefe de policía de la ciudad dijo que desplegaría 600 agentes armados adicionales en la capital para disuadir posibles ataques.

Los jefes de policía antiterrorista de Londres han advertido anteriormente de que Estado Islámico busca radicalizar personas vulnerables con problemas mentales para que lleven a cabo ataques. En algunas operaciones, los policías han recibido asesoramiento de psicólogos especializados.

Londres fue golpeada por ataques suicidas con bomba coordinados el 7 de julio de 2005, cuando cuatro islamistas atacaron tres trenes de metro y un autobús, matando a 52 personas.